sábado, 11 de diciembre de 2010

El Tió ha llegado a Casa!!!

Como os he prometido esta mañana, aquí está la segunda entrada y es que hoy ha llegado el Tió a Casa!!! Antes de mostraros el nuestro, voy a contaros un poco de historia sobre ésta tradición.

El Tió, inicialmente era un tronco que se quemaba en las chimeneas de las casas. Un tronco que al quemar, daba bienes tan preciosos como es el calor y la luz. Todavía podemos encontrar, en los pueblos, casas donde el Tió es un gran tronco que se pone a quemar días antes de Navidad. A partir de ahí, el Tió evoluciona y se convierte en un tronco del bosque elegido por los más pequeños de la casa, que le tienen que alimentar y que convive con la familia durante unos días, y es el día de Navidad cuando se hace cagar (a base de golpes de palo mientras se canta una canción) y cuando él entrega sus regalos y después se quema. La magia que sea un tronco que se alimente y ofrezca regalos hace que con los tiempos se refuerce el Tió y se personifique de modo que comercialmente se le pone unas patas, una cara y una barretina. ESto por eso es según familias.

El Tió ha conservado todo un ritual familiar, no hay que visualizarlo como una máquina de dar regalos, si no que por parte de los más pequeños existe la resposnabilidad de cuidarlo durante u
nos días, hay que taparlo con una manta, darle de comer y beber, etc. Hay familias que lo pasan generación tras generación, otros que dedican una vez al año con los niños a ir a buscar un tronco, otros lo guardan y van a buscar los bastones que lo golpearán hasta obtener sus regalos. Cada uno adapta la tradición o el ritual a su manera.

Y bueno... No sabemos si Isona será muy responsable con el Tió, porque de momento, comer no le podemos dar porque o se lo come ella o el perro!! si, si.. lo hemos intentado y nada!!!

De modo que os contaremos como ha llegado nuestro Tió a casa:

Hace unos días nos fuimos a la montaña a dar un paseo y nos traímos un tronco... nos resultó bastante fácil, porque meses atrás hubo una gran nevada y muchos arboles cayeron y tuvieron que limpiar el bosque.. Mi marido le puso unas patas y una nariz y el resto ya fue cosa mía (poca cosa, claro).
Después le pusimos la barretina


Y buala!!!



Y éste es el resultado final con su mantita, por cierto, realizada por mi abuelita!!!


Isona ésta mañana cuando se ha encontrado el Tió en medio del comedor...nos hemos reído mucho porque le hemos dado pan para que le diera y se ha puesto a roerlo!!!



Isona con su Tió y su maraca!!

Espero que os haya gustado la entrada de hoy.. Buen Fin de Semana!!!


4 comentarios:

  1. Qué papis más mañosos que tiene esta nena. Os ha quedado un tió profesional! Os habéis planteado montar una fábrica de tións en casa? Sé de gente que se dedica a ello y saca una pasta extra. Un besazo!

    ResponderEliminar
  2. No conocía la tradición, pero me parece que va a pasar hambre entre Isona y el perro, je,je!
    La enana está monísma. Besos!

    ResponderEliminar
  3. me encantan tus adornos para el arbol si se sale de lo puramente comercial mejor que mejor.

    y sobre el tió, no conocia la tradicion pero siempre es bueno implicar a los niños en estas cosas, a la larga les beneficia.

    muchos besos de brujita.

    ResponderEliminar
  4. ¡¡Hablando de tradiciones!! Es muy original, no la había oido nunca. Que gracioso está el tió y la niña es una monería ¡¡¡que guapa!!
    Besos

    ResponderEliminar