sábado, 27 de agosto de 2011

Excursión...

Éste año nuestras vacaciones van de pequeñas excursiones, mi marido sigue trabajando 8y que dure) y Isona y yo, aprovechamos que él no está para hacer pequeñas escapaditas... la de ayer fue a una casa de mis abuelos, donde he veraneado muchos y he pasado ahí muchos findes de semana, sobretodo cuando era más pequeña. Todo empezó ideal, con un día fenomenal y el calor poquito a poco a medida que iba avanzando las horas iba apretando... Nos fuimos a dar un paseo por el pueblo y acabamos en el parque... pero mientras estábamos ahí... empezó a tronar y hacer un viento estraño... nos fuimos corriendo para la casa...

Y suerte que nos fuimos, porque cayó una fuerte tromba de verano.. que ayudó a bajar un poco la temperatura y a limpiar el ambiente...mm.. como olían las calles a tierra mojada... me encanta!!! Cuando acabamos de comer y después de jugar un poquito en la casa... salimos al patio a ver el limonero... que alegría Isona cuando vio los dos limones!!! Todavía les queda un poco para recogerlos. Y cómo empezamos a encontrar caracoles por el jardín y en casa somos de comerlos... nos aventuramos a ir un poquito por el caminito a ver que encontrábamos.... Isona se lo pasaba en grande buscándolos, aunque le daba repelús cogerlos... jejejeje...



Estos son algunos de los que cogimos en el jardín.. pero tranquilamente cogimos 60-70 caracoles!!!



Y moras!!! también cogimos un puñadito de moras silvestres, las de las zarzas... uixx que recuerdos me trajeron éstas, ya que me acordé de que las cogíamos en el mismo sitio donde las habíamos cogido de más niños... si es que si la naturales esta cuidada sigue ahí dando sus frutos!!



Aquí, un pequeño parón degustando algunas de las moras y comprovando que Isona, tampoco de momento no es de comérselas!! ha salido a su padre en todo!!!!


Bueno, las nubes amainan, van marchando y se nos hace tarde... hay que ir recogiendo para ir a casa... pero antes...


Antes y como últimamente va sucediendo... Isona tiene que acabar o empezar éstos días en el ambulatorio... y es que es curiosa (como una servidora) y tiene la mala costumbre de meter el dedo donde no le mandan y ésta vez lo metió en la cerradura de la casa, con tan mala fortuna que Jacko, el perro pasó por su lado golpeándola y acabó levantandose toda la yema del dedo índice y un pequeño corte en la uña... no fue por la herida (que sangró un poco), si no por el tema de las vacunas, ya que la casa es vieja y el hierro estaba un pelón oxidado... de modo que a urgencias nos fuimos... y ahí nos felicitaron!!! porque le habíamos hecho una muy buena cura y nada de tapárselo dijeron (solo en caso de ir al parque) y de las vacunas... todo ok... Pues nada... para casita.... Un abrazo...














1 comentario:

  1. Qué montón de experiencias en una sola excursión!
    Bueno, es inevitable hacerse daño de vez en cuando. Forma parte de la aventura jeje!
    Y a la vuelta qué festín os debisteis meter en casa con los caracoles!
    Un beso.

    ResponderEliminar