viernes, 8 de marzo de 2013

Banco, pendientes, niños...

Cuando la gente me pregunta, ¿que tal Isona? una de las contestaciones que suelo dar, con la boca requetellena... es: "esta que se sale" y nunca mejor dicho.
Os pongo en escena, cola de un Banco a la espera de realizar una gestión, hay poca gente, de echo solamente somos la mujer que estan atendiendio en ventanilla, un chico que va por delante nuestro y nosotras dos.  Isona, super mujercita, se sienta en la silla y coje un folleto para leer como ella dice el cuento... se lo pone del revés, pero que mona que está y que bien me hace quedar... debe haberse cansado de la lectura y se pone a observar al chico que va por delante nuestro... y suelta un:
-  "Mama éste señor lleva pendientes".  - Entiendo a la primera lo que ha dicho, pero parece ser que el chico no y no ha hecho caso-.
-  Coge otro cuento cariño. -Dándole otro folleto interesante del banco... pero no, va y suelta una perlita:
-  Mama, mira!! no lo has visto? éste señor lleva pendientes.  -Se baja de su silla donde estaba ricamente sentada y se dirige al chaval y empieza a señalarle acompañado de un- "Los niños no llevan pendientes solo las niñas".
Y que hace una madre en éste caso? a parte de ponerse roja como un tomate y querer morirse ahí en medio, le contesté con una voz muy mediadora y agradable:
-  Hay niños que si, como el Tito. Que les gusta y se los ponen... no pasa nada Isona.. ven, ven aquí
-  Pero el Tito no es un niño es un Tito...
Claaaaro.. y es que es verdad!!!!  


Por Dios!!!  Tierra trágame!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario